Esta es una de las tecnologías que más implantación están teniendo en los últimos años. Es una forma de calentar agua usando un recurso natural tan abundante como es el sol.

Cuando te planteas instalarlo es habitual hacerse preguntas como: ¿y qué pasa si un día no hay sol? ¿Solo es para calentar el agua de la ducha y los grifos? ¿Hay que hacer obras? Etc.

Estas instalaciones disponen de un depósito que acumula el agua y la mantiene a temperatura siendo muy eficientes, Si hay varios días sin sol y el agua se gasta, dispone de un calentador eléctrico como apoyo para que nunca te quedes sin agua caliente.

 

Accede a nuestra página para saber más sobre las instalaciones solares térmicas

Saber más